Empezar con un blog: cuando nadie me lee, ahí esta mi madre

Nadie dijo que los beneficios de empezar con un blog fueran directamente proporcionales a las ganas e ilusión que le pones al principio. Para crear un blog de gastronomía, a veces tienes que dedicar más tiempo del que pensabas, horas o incluso días para tener un buen artículo que aporte valor y sea interesante para tus lectores. Lo importante es tener un objetivo claro y ¡no desesperar y seguir trabajando en ello!, ya que los beneficios llegan a medio y largo plazo.

Los 6 tips básicos para el primer día que decides empezar con un blog:

1. Busca un objetivo con tu blog: rentabilizarlo en un futuro o simplemente escribir y compartir

2. Analiza tus lectores: qué necesitan, dónde y cómo los encuentras.

3. Tienes que documentarte: Utiliza por jemplo, Google Alerts o Netvibes (un escritorio personalizado para organizar información)

4. Conciénciate de que tienes que hazte experto en programación, edición de imágenes.. Para todo hay millones de tutoriales en internet 😉

5. Mide, analiza y cambia.

6. Tienes que ser constante: Si no escribes con regularidad tenderás al olvido, y disminuirá la recurrencia de tus lectores..

Para unos consejos mucho más amplios os dejo una recomendación de uno de los blog de viajes que sigo: Viajando por ahí 2.0 – 10 cosas que debes saber antes de empezar un blog de viajes

Cuando aterricé en México DF con mi pareja, ¡wow! hace ya dos meses, decidí que una manera en la que podría disfrutar escribiendo y aprendiendo a la vez, sería contar nuestra experiencia en este país a través de un blog de gastronomía. Y ciertamente está siendo muy motivador, ya que México DF es uno de los países mas importantes en el ámbito gastronómico del mundo.

Lo que no consigo, mi chico, no es nada crítico conmigo: “Cari!, me encanta tu nuevo post, está perfecto 🙂 ¡Sigue así que ya mismo estamos comiendo gratis por el mundo!” ¬¬

Lo mejor de todo, mi madre, feliz e incondicional: “Hija te he hecho un comentario en el blog para ayudarte, ¡ánimo! 😉 ” jaja! que crack!

comentario mama

mama comenta blog

Esto me recuerda mucho a la película Julie y Julia, una chica de 30 años que para escapar de su vida cotidiana decide escribir un blog de gastronomía, contando sus vivencias cocinando en un año 524 platos del libro de cocina de la cocinera Julie. El primer comentario que recibe también es de su madre: “Hija soy tu mamá, deja de gastar tu tiempo en este blog, nadie te lee” 

Gracias mamá 😉 , que ya para eso tengo a mi hermano 😀

IMG_5227

El único contratiempo que he tenido al empezar con un blog de gastronomía y más si cabe en un país, donde la grasa, salsas, las distintas harinas, el agua, la curiosidad de los puestos callejeros, etc, te juegan una mala pasada, es alcanzar casi 4 kg en 2 meses y hacernos con una fastidiosa gastritis:

IMG_5226

Unos de mis mayores placeres en esta vida es comer. Desde pequeña he vivido la cocina desde cerca, he desarrollado esta faceta pegada a los fogones de mis abuelas, mis tías, mi padre y mi madre, los cuales disfrutan de la cocina y la gastronomía y donde hacer una quedada para comer con la familia y amigos es una fiesta de platos y sabores.

Es una diversión cocinar con una copa de vino, charlando, probando, experimentando. Mi chico siempre dice que mi comida es una expresión de mi estado de ánimo, lo cual me recuerda a otra película: Como Agua Para Chocolate de Laura Esquivel:

“Lo malo de llorar cuando uno pica cebolla no es simplemente el hecho de llorar, sino que a veces uno empieza y ya no puede parar”

Viajando con mi familia he aprendido que uno de los aspectos más importantes de un país o ciudad es su gastronomía, es una experiencia que te acerca a la cultura y vivencias de cada lugar. Mercados, restaurantes gourmet, bares típicos de la gente del barrio…

los sabores son la clave que permiten al viajero descubrir la esencia de cada lugar.

La clave está en saber que comer, encontrar el mejor sitio y a buen precio, hoy en día esa experiencia nos la facilitan blogguer de gastronomía y viajes: guiarte a partir de recomendaciones que te acercan con sus recomendaciones, de primera mano y de la manera más sincera, a los platos, experiencias y restaurantes de cada lugar.

Lo que está claro, es que aún me queda mucho por aprender del mundo de la gastronomía y pienso disfrutar mucho en mi experiencia como bloguera gastronómica.

Después de esto, me haría mucha ilusión que mi madre no fuera la única que comentara en mis entradas… 🙂 Deja un comentario que me ayude a mejorar y me haga feliz!, sígueme en mis redes sociales y suscríbete a mi blog si te interesan mis aventuras gastronómicas. Prometo no enviar nada de spam. 😉

Y sobre todo comparte!

Saludos desde México! Yuju! 🙂 😀

13 thoughts on “Empezar con un blog: cuando nadie me lee, ahí esta mi madre

  1. Maquina, este post me ha dado muy buen sabor de boca, me reí mucho leyéndolo!!!
    Por supuesto, soy fan tuyo y ya estoy suscrito y espero me sigas sorprendiendo!!Besos preciosa!
    Abrazos

  2. ME ENCANTA TU BLOG. Y yo no soy tu madre jaja! Algunos post un poco largos pero te enganchan y hacen que sigas bajando con el dedo para seguir leyendo. Aderezados con unas buenas fotos… FANTÁSTICO!! Mucho ánimo y si dentro de poco no consigues que te inviten en los restaurantes… Que te quiten lo comio! Jeje.
    Un besote y Bendiciones!!

  3. Pingback: Bitacoras.com
  4. ¡¡¡Enhorabuena María!!!
    Me encanta el enfoque que le has dado al post. Espero que además de comer aprendáis algo para invitarnos cuando vengáis a Granada :-p.
    Mucho ánimo con el proyecto, te seguiremos desde el otro lado del charco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *